Nuevo

Archivo De La Villa De Colima De La Nueva España Siglo Xvi T

1400 pesos

en 12x 116 pesos con 67 centavos sin interés

Envío gratis a todo el país

Conoce los tiempos y las formas de envío.

Stock disponible

Garantía

Garantía de la tienda

Sin garantía

Características principales

Título del libroArchivo de la Villa de Colima de la Nueva España Siglo XVI Tomo 2
AutorSolis, Jose Miguel Romero de
IdiomaEspañol
Editorial del libroUniversidad de Colima

Otras características

  • Tipo de narración: Novela

  • ISBN: 9789687412658

Descripción

Archivo de la Villa de Colima de la Nueva España Siglo XVI, tomo II.
Romero de Solís, José Miguel.
Archivo Histórico del Municipio de Colima/Universidad de Colima.
330 pp., 27 cm , 0.830 grs
ISBN: 968-7412-65-8

En mayo de 1985, al hacerme cargo del entonces Archivo Municipal de Colima, inicié una andadura que nunca supuse me llevaría tan lejos. Pocos meses después, alentado por J. Jesús Enríquez Casillas, secretario del H. Ayuntato de Colima y con el apoyo de El Colegio de Michoacán a través de dos de sus tigadores, José Lameiras y Cayetano Reyes, ambos recientemente fallecidos, cé a trabajar en la rica documentación de la etapa virreinal, en especial, el siglo . Poco después, a final de año, publiqué el primer libro sobre acervo y siglo: La 'día mayor de Colima, 1 y lo abría con el ensayo "Colima sin Dios, sin ley ni rey: interpretación",' donde formulé por vez primera algunas hipótesis de trabajo en su mayoría, han sido confirmadas a lo largo de estos casi 20 años, en varios ios y libros de diverso aliento sobre el siglo del encuentro. mismo tiempo, con mis colegas del Archivo, dimos forma a una institución mica y de difusión cultural que se ha venido consolidando: de hecho, a partir 2, el Archivo Municipal cambió de estatuto jurídico para convertirse por ley Archivo Histórico del Municipio de Colima, organismo descentralizado de la istración municipal. Entre sus tareas prioritarias, está la investigación para la han formado y se preparan los archiveros de esta Casa; por ello, hace poco :e un año, que el CONACYT inscribió al Archivo en su Registro Nacional de iones y Empresas Científicas y Tecnológicas (RENIECYT, nº 2002/1405). as arrancaba 1995 dí a conocer bajo el signo editorial de la Casa del Archivo r volumen de la presente obra: El Archivo de la Villa de Colima de la Nueva . Meses más tarde, ingresé al programa de doctorado en Ciencias Sociales de gio de Michoacán y defendí mi tesis en junio de 2000, titulada: Rescoldo de as. "Colima desta Nueva España de las Indias del Mar Océano" (1523- que en el presente año esperamos su publicación. Durante estos años tuve que fiar nuevos documentos y no pude menos que caer en la tentación de rasJosé Miguel Romero de So/is trear los trabajos y empeños, cuitas y menoscabos de los vecinos de esta Villa fundada por Hemán Cortés. Así, cuajó otro esfuerzo que reunió las miles de noticias cruzadas de quienes residieron y merodearon la alcaldía mayor de Colima: Andariegos y 3 pobladores. Nueva España y Nueva Galicia, siglo XVI. Tanto la paleografía como esta búsqueda de identidades enriquecen este segundo tomo de El Archivo de la Villa de Colima de la Nueva España que ve la luz en coedición con la Universidad de Colima, gracias a las gestiones que mucho aprecio de Francisco l. LepeAguayo y MarthaAlicia Magaña Echeverria, de la coordinación general de Docencia de la Universidad de Colima, que me ayudaron a obtener apoyos especiales del PROMEP para este objetivo. La elaboración de este· volumen sigue fiel al método utilizado en el primer tomo: a saber, hacer hablar por extenso cada documento de tal modo que los lectores puedan reconstruir con facilidad el sentido exacto del expediente. Para ello, a la letra, se transcriben párrafos completos y procuré que el estilo literario y el vocabulario mantuviera el sabor de la época. En los 132 registros que ahora presentamos, sumados a los 260 .anteriores del tomo primero, que dan un total de 403 documentos, es fácil percibir la riqueza informativadel acervo del antiguo Archivo de la Villa de Colima. Son materiales que utilicé ampliamente en mi investigación doctoral pero que están abiertos a la curiosidad de otros estudiosos e investigadores. Con este fin y para facilitar. su quehacer, al final del Iibro -eomo -se hizo en el volumen primero, se incorporan los índices- cronológico, de -personas y . de lugares, además del -índice general de los registros. En este volumen, empero, hay dos elementos que quiero destacar: d un lado, un interés-especial por la lengua -castellana hablada y escrita en 1a Villa de Colima, y por otro, la identificación sistemática de los actores aunque en aras de la brevedad, remito a los artículos escritos en Andariegos y pobladores. Una últimapalabra sobre la aparición del tomo segundo. Éste se demoró a consecuencia-del-terrible terremoto del pasado 21 de enero de 2003, por cuanto las instalaciones de la Casa del Archivo sufrieron daños y los escasos recursos económicos que se contaban parala coedición, se destinaron a sustituir los cientos de metros de las estanterías-metálicas derribadas.' Una vez más las gestiones de Paco Lepe lograron que se diera un generoso plazo para cumplir este compromiso que, también, ha tropezado con la lentitud inmisericorde de la imprenta. Dos personas más contribuyeron de modo estrecho a la edición: Enrique Chaires .Ramírez, -hasta hace pocas semanas director .de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, quien autorizó la salida oportuna de los recursos, y Francisco Javier Zúñiga Cortés, administrador de la Casa del Archivo, responsable inmediato del área editorial. A propósito de Javier Zúñiga es preciso agregar que, bajo su cuidado, se lleva a cabo la digitalización de este importante fondo del siglo XVI, proceso asimismo interrumpido por el desastre sísmico ya mencionado. De todos modos, el trabajo está muy avanzado y están a disposición de los interesados las imágenes logradas con alta calidad y precisión.

A mis queridos colegas de la Universidad de Colima -académicos, estudiantes y funcionarios-, por una parte; al personal del Archivo -compañeros cotidianos de esperanzas y desvelos en estos últimos años de penosa e incomprensible travesía-, y a los miembros de mi queridísima familia, mi más amplio reconocimiento. A todos, mil gracias. Colima, enero de 2004.