800 pesos

en 12x 66 pesos con 67 centavos sin interés

Envío gratis a todo el país

Conoce los tiempos y las formas de envío.

¡Última disponible!

Garantía

Garantía de la tienda

Sin garantía

Características principales

Título del libroCalabaza Japonesa Organica Manual de Produccion
AutorVarios
IdiomaEspañol
Editorial del libroUniversidad Autonoma de Nayarit

Otras características

  • Tipo de narración: Manual

  • ISBN: 9786077868293

Descripción

Introducción

El cultivo de calabaza japonesa (Cucurbita moschata [Duchesne]) está considerada entre las "hortalizas no tradicionales" y es demandada en los mercados extranjeros como Japón y Estados Unidos de Norteamérica. El registro de su cultivo en México data desde hace 25 años en el estado de Sinaloa y Sonora. El municipio de Hermosillo, Sonora es el líder en la producción nacional de calabaza japonesa con 56% del total. Aunado al consumo para la alimentación humana, los frutos de calabaza japonesa, especialmente la variedad comercial Chirimen, también se emplean en insectarios como huésped artificial de la cochinilla rosada del hibisco (Maconellicoccus hirsutus [Green]) para la producción de organismos depredadores y parasitoides de esta plaga, que suele atacar a una gran diversidad de cultivos, tanto perennes como anuales y es considerada de suma importancia económica y de interés cuarentenario para la agricultura mundial. En el estado de Nayarit, la producción de calabaza japonesa cv. Chirimen para suministrar de manera constante, frutos sanos y sin residuos de plaguicidas al laboratorio de insectos benéficos, ha sido difícil por el desconocimiento que tienen los productores acerca de su cultivo, en virtud de no contarse con suficiente información técnica que permita abordar de manera exitosa su cultivo. De esta manera, el presente manual intenta ser una guía para los horticultores de la región con el fin de facilitar la producción de frutos y abastecer de manera constante a través del año, al laboratorio para la producción de insectos benéficos como es el caso del parasitoide Anagyrus kamali y del depredador Cryptolaemus montrouzieri, los cuales son liberados posteriormente en zonas agroecológicas para el control biológico de cochinilla rosada (CRH).